Consolida tu liderazgo: 10 puntos clave para evaluar tus cualidades como líder

¿Eres de los que se dedican a formar seguidores, disfrutando de darles órdenes e indicarles qué hacer? ¿O eres de los que se esfuerzan en crear una cultura en el personal que les invite a crecer? La respuesta podría estar a un clic de distancia.

Diez habilidades para desarrollar tu liderazgo: un líder no nace, ¡se hace!
Cómo mantener motivado a tu equipo: los tres poderes de un gerente de ventas
Incrementa tu productividad: 8 pasos simples para la contratación de candidatos ideales

Alerta de nuevos artículos

Deseo que me avisen por correo electrónico cuando se publiquen nuevos artículos o información importante.

e-mail *

Enviar este artículo a un amigo

Enviar este artículo a un amigo
e-mail de su amigo *
Nombre de su amigo *
Su nombre *

Durante el tiempo que llevas dirigiendo tu negocio, has hecho suficientes cosas para salir adelante. Estoy seguro que hay un gran orgullo en tu persona al haber avanzado hasta aquí, como también esa sensación y deseo de continuar luchando para lograr muchas más cosas y, por qué no, perfeccionar y engrandecer lo que ya tienes. La cuestión aquí es ¿qué has hecho con la gente que te reporta? Me refiero a los detalles concientes e inconcientes que han formado en ellos un estereotipo acerca de tu estilo de liderazgo. Es muy probable que ha alcanzado los logros has sido tú. Pero una vez que se llega a este punto hay dos posibilidades:
  • Comunicar eficientemente tus instrucciones y lograr que la gente entienda tu mensaje, permitiendo con ello una ejecución que te deje satisfecho.
  • Comunicar eficientemente tu deseo de formar líderes y lograr que la gente entienda tu mensaje, permitiendo con ello un clima en que ellos aporten ideas del que te sientes satisfecho.

Diez puntos de evaluación

Imagina que alguien llegara y te preguntara acerca de tus resultados como líder. Aunque no adivino tu respuesta, puedo mencionarte que típicamente nosotros los gerentes nos sobrevaluamos o sobreestimamos nuestras capacidades. En virtud de ello, te invito a que medites y contestes en tu interior tratando de evaluar desde la óptica y perspectiva de la gente que tienes a tu cargo. Usa la escala que desees, por que es importante que calcules tu calificación real respecto de la máxima posible.
  1. Me dedico a fomentar un entorno de ganadores, no solo de buenos resultados.
  2. Junto con mi equipo, me gusta analizar opciones, negociar y ponernos de acuerdo en cuanto al desempeño que espero de ellos.
  3. En muy pocas ocasiones ordeno a mi gente las tareas que deben realizar.
  4. Con mucha frecuencia solicito al personal me retroalimenten con sus ideas.
  5. Las charlas dentro o fuera del negocio, se centran principalmente en mi gente.
  6. Me identifico como un gerente – líder que facilita la comunicación en ambos sentido.
  7. Aunque importante, el resultado final no es la prioridad número uno en mi cabeza.
  8. Me dedico a comunicar sugerencias, permitiendo que mi gente decida qué hacer, en vez de dictarles órdenes.
  9. La gente que me reporta no me ve como alguien exigente (que se la pasa exigiendo), sino como alguien solícito (que solicita).
  10. Más allá de crecer y obtener mejores premios individuales en mi persona, me preocupa en gran manera la manera en que trabaja y se desarrolla la gente a mi cargo.
Las acciones que ellos ven, servirán de pauta para que solo obedezcan (aunque no estén de acuerdo) o sean parte activa de propuestas que sean de beneficio para todos.

Premisas y resultados

Todavía recuerdo que en el área de operaciones de cierta empresa, después de la natural curva de aprendizaje de mis colegas, al jefe se le ocurría llevárselos cuando estaban rindiendo mejores resultados. Esta situación se presentaba periódicamente, lo cual, a fuerza de ser honesto, incomodaba por la frustración que representaba volver a iniciar con otros candidatos. Si bien resulta obvia esta consideración, hay que dejar patente que la mayor actividad del líder y el reto más importante que tiene es la de formar nuevos líderes, no crear seguidores. Fue hasta que hubo el pleno entendimiento en el privilegio que se tenía de ser una escuela de formación interna, para luego exportar gente a otras áreas de influencia, que se realizaba con gozo esa labor de preparación de gente con iniciativa. Complementariamente, entre líneas en las diez afirmaciones previas, seguro has percibido algunos otros elementos adicionales:
  1. El líder tiene el compromiso moral de crear un entorno que facilite una cultura de crecimiento.
  2. En esas circunstancias, el líder se desempeña como un guía, un mentor, un tutor.
  3. La gente que está alrededor, trabajando con este tipo de liderazgo, tiende a volverse líder.
  4. Mucho de lo anterior, es consecuencia natural en virtud que el líder se encarga de promover que otros compartan ideas y sugerencias diversas, aquilatando la experiencia y conocimiento que el personal a su cargo va adquiriendo en sus funciones.
  5. Otro resultado derivado del anterior, es que los colaboradores van desarrollando su creatividad, gracias a que han encontrado la ruta para involucrarse en proyectos, más allá de solo realizar actividades.
  6. El desarrollo y experiencia que van asimilando en ese proceso, les permite a su vez, llegar a ser tutores de más gente.
Tus resultados como líder estarán directamente relacionados en las premisas y paradigmas que giran en torno de tu cabeza. Alguna vez un industrial oriental afirmó que “un paso dado por cien personas, es mejor que cien pasos de una sola persona”. ¿Qué opinas? ¿Qué piensas al respecto? Más allá de otros elementos a considerar en el ejercicio del liderazgo (Posicionamiento, Planeación, Trabajo en equipo, Manejo de conflictos y Motivación, por mencionar algunos) te invito a que consideres seriamente en no caer en el riesgo de saborear el control de tu negocio, si esto impide que sirvas de catalizador para el crecimiento y desarrollo de quienes comparten contigo el sueño en tu empresa. Te deseo mucho éxito, y que tu preocupación por lograr identificar y trabajar en gente con potencial, rinda frutos de productividad y rentabilidad en tu organización.

Ariel Valero es Licenciado en Comercio Internacional con especialidad en Mercadotecnia y CPIM. Desde 1986 ha ocupado puestos clave en distintas áreas y participó en una implantación y certificación clase “A” (Clase Mundial). Actualmente se desempeña como empresario, conferencista internacional, consultor de empresas y socio director de la compañía ET&C (Education, Training & Consulting).




Deseo recibir artículos e información importante en mi correo:   

Califica esta idea
  Excelente idea   1    Mala idea






©2013 IdeasparaPyMEs.com es un sitio sin fines de lucro.