Para mejorar sus ventas y el servicio que brinda a sus clientes, acepte tarjetas de crédito, débito y venda hasta 30% más

Las tarjetas de débito y crédito han mostrado una clara aceptación y crecimiento en los últimos 5 años. Si su negocio aún no las acepta, usted podría estar perdiendo hasta un 30% del total de sus ventas.

7 consejos útiles para lograr una excelente atención y clientes asiduos a su negocio
7 consejos útiles para salir de una mala racha y triunfar en las ventas
Más que la forma, observa el contenido: ¡aprovecha las lecciones gratis de Marketing en TV y Radio!

Alerta de nuevos artículos

Deseo que me avisen por correo electrónico cuando se publiquen nuevos artículos o información importante.

e-mail *

Enviar este artículo a un amigo

Enviar este artículo a un amigo
e-mail de su amigo *
Nombre de su amigo *
Su nombre *

En comparación con otros países desarrollados, México es un mercado prácticamente virgen en el consumo de servicios financieros (tarjetas de crédito, planes de retiro y seguros de todo tipo). Tan sólo en cajeros automáticos, por cada 100,000 habitantes, México tiene 16.6 cajeros cuando España dispone de 126.6 y Estados Unidos de 120.9, lo que significa una diferencia de 1 a 7 respecto de ambos países. Esta notable diferencia puede interpretarse de dos formas: como un aparente rezago o como una clara oportunidad; oportunidad que la mayoría de las instituciones financieras ya están capitalizando. Tan sólo en 2006, el gobierno federal otorgó cinco licencias para abrir nuevos bancos y se espera que en los próximos 12 meses se otorguen varias más. El objetivo que persigue la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) es generar mayor competencia para que bajen las tasas de interés en las tarjetas de crédito (crédito al consumo) y se estimule el mercado interno. Este mercado interno le beneficia a usted ya que estos consumidores podrán adquirir sus productos utilizando tarjeta. Tan sólo a diciembre de 2005, la Asociación de Bancos de México (ABM) estimó en 49 millones el número de tarjetas de crédito y débito en todo el país, cifra que ha crecido a tasas de hasta el 14.9% anual en los últimos 5 años. Terminal Punto de Venta

Al aceptar tarjetas, incrementará su venta promedio por visita Uno de los indicadores que los grandes almacenes y tiendas de autoservicio monitorean de modo permanente es la venta promedio por visita. Esto no es más que la cantidad promedio que gastan los clientes cada vez que visitan su comercio o establecimiento. Si este número se incrementa, usted vende más; si este número disminuye, usted vende menos. Por consiguiente, todo esfuerzo que ayude a incrementar este número le beneficia en forma directa. Al aceptar tarjetas, usted le da otra opción de pago a sus clientes, lo que incrementará sus ventas y por tanto su venta promedio por visita. Considere el siguiente dato de la ABM: la compra promedio con tarjeta de crédito en 2005 fue de $849 pesos y con tarjeta de débito fue de $1,031 pesos; mucho más dinero de lo que una persona promedio carga en la cartera (al menos en el Distrito Federal). Además, diversos estudios muestran que cuando un pequeño comercio acepta tarjetas de crédito y débito, sus ventas se incrementan hasta en un 30% y agregando otras promociones podría ser aún más.

Los “meses sin intereses” pueden ser una ventaja sobre su competencia Las promociones a “meses sin intereses” pueden ser una razón más para que sus clientes compren en su negocio y una ventaja respecto de su competencia. Estas promociones consisten en que el cliente adquiera sus productos con su tarjeta de crédito hasta en 24 pagos fijos y sin intereses, mientras que el banco le paga a usted -al siguiente día hábil- el total de la compra menos una comisión. El tipo de negocio que puede beneficiarse de este tipo de promociones son los comercios que venden productos por arriba de los 500 pesos diarios (farmacias, ferreterías, casas de materiales, mueblerías, decoración, mantenimiento automotriz). Con el incremento de tarjetas de crédito, en los últimos años, estas promociones son una apuesta segura. Roberto Isaac Rodríguez Gálvez

Aceptar tarjetas de crédito y débito: un arma contra el comercio informal Roberto Isaac Rodríguez Gálvez, director del Fondo de Infraestructura de Medios de Pago Electrónicos (FIMPE-Boletazo) nos comenta: “una ventaja de contar con una terminal punto de venta (TPV) es que se necesita estar formalmente establecido para aceptar tarjetas de crédito y débito. Esto se traduce en una ventaja directa para los comercios formales ya que al día de hoy, existen más de 54 millones de tarjetas que los comercios informales no podrán aceptar”. Esta tal vez sea la razón por la cual países con medios electrónicos de pago más desarrollados, presentan una menor incidencia de comercio informal.
Disminuya riesgos en el manejo de efectivo ¿Ha notado que en algunas tiendas de autoservicio le ofrecen al momento de pagar la posibilidad de retirar dinero? Es decir, la tienda carga a su tarjeta la misma cantidad que le entregan en efectivo, siendo el equivalente a un retiro en un cajero automático. La razón es muy simple: están disminuyendo la cantidad de efectivo en caja y, por ende, disminuyendo el riesgo de pérdida por robo y los costos asociados a la transportación de valores. Al aceptar tarjetas, usted disminuye la cantidad de efectivo en caja y en consecuencia el riesgo de pérdida por robo, que en tiempos actuales representa un riesgo mayor.

¿Cuánto me va a costar tener una Terminal Punto de Venta? En cuanto a los costos, debemos primero considerar la comisión que cobra el banco por cada transacción. Esta comisión varía dependiendo del banco, de su giro y facturación mensual, pero por lo general se encuentra entre el 2 y el 5%. Asimismo para que la terminal funcione es necesario que se comunique al banco telefónicamente, por lo que para cada transacción debe agregar el costo de una llamada local, aunque ya existen algunas terminales que se comunican vía Internet ahorrando ese costo. Cabe mencionar que a la fecha de publicación de este artículo, el FIMPE (Boletazo) en México, está ofreciendo una Terminal Punto de Venta de las más avanzadas del mundo, sin costo de instalación y cuya comunicación se realiza mediante una red de telefonía celular, sin costo adicional para usted, todo ello incluido en una renta mensual menor a los $100 pesos (unos $9 dólares americanos). Lo único que usted debe poseer es una cuenta en el banco de su preferencia. Así que no lo piense más: contrate su terminal punto de venta lo antes posible, ofrezca otra forma de pago a sus clientes y venda más.

Diego Bañuelos es Licenciado en Computación por la Universidad Autónoma Metropolitana y cuenta con un posgrado en Planeación Estratégica por la Universidad Anáhuac. Su área de especialidad se relaciona con la creación y distribución de productos de software comercial y con la optimización de procesos empresariales utilizando la tecnología. Actualmente se desempeña como Director General de Grupo BFX, firma especializada en estrategias de comercialización a través de Internet.

Recursos Adicionales




Deseo recibir artículos e información importante en mi correo:   

Califica esta idea
  Excelente idea   1    Mala idea






©2013 IdeasparaPyMEs.com es un sitio sin fines de lucro.