Historias de éxito empresarial: BioCare® y el negocio de la belleza

La gran mayoría de las grandes empresas, fueron en sus orígenes PYMES. Descubre como tus gustos y pasatiempos pueden convertirse en un gran negocio a través de esta historia de éxito.

Conoce si tienes el perfil de empresario y emprende tu propio negocio
Historias de Éxito Empresarial: Grupo la Parrilla y el negocio de la comida mexicana
Historias de éxito empresarial: Grupo SADASI y la vivienda de interés social

Alerta de nuevos artículos

Deseo que me avisen por correo electrónico cuando se publiquen nuevos artículos o información importante.

e-mail *

Enviar este artículo a un amigo

Enviar este artículo a un amigo
e-mail de su amigo *
Nombre de su amigo *
Su nombre *




En IdeasParaPymes.com tuvimos la oportunidad de conversar con Carla González de Cutrí, Química Farmacéutico Bióloga y fundadora de la empresa BioCare®. BioCare® es una empresa 100% mexicana que produce productos de alta calidad para preservar la belleza y el cuidado de la piel. Además de los productos, BioCare® cuenta con cuatro Spas en diferentes puntos de la república, ofrece capacitación y estimulación para la formación de nuevos esteticistas y consultoría profesional para centros de belleza y SPAs.


¿Qué es BioCare®?
BioCare® es básicamente BIO por biológico y Care por cuidado, cuidado biológico.


¿Por qué nace BioCare®?
Hoy en día sabemos que hay muchas formulaciones en el mercado que están hechas de materia prima de derivados sintéticos como es: el petróleo, las ceras, aceite mineral y demás que no son recomendables para el cuidado de la piel. En el momento en que se pensó en sacar una línea para el cuidado, se pensó en una línea de aceites vegetales, de aceites naturales, de proporcionar humectación realmente a la piel; entonces se trabaja también con ácidos grasos esenciales que son los lípidos que le dan emoliencia y elasticidad a la piel.

¿Cuál es la historia de la empresa?


Desde que yo era una niña, estoy hablando de alrededor de los 7 años, acompañaba a mi mamá --en paz descanse-- a la compra del periódico para mi papá, y yo prestaba especial atención a todas las revistas que aparecían con productos naturales, como las que dicen: “Mezclar yogurt con unas gotitas de limón”, etcétera. Desde entonces esto ya era una inquietud para mí. Cuando tenía alrededor de 14 años mis padres recibieron unas visitas de España y la señora traía un maquillaje con vitamina A. Entonces dije: “si ya existe lo que estoy buscando, estar bonita y al mismo tiempo darle un cuidado biológico a la piel”.

Posteriormente, me inscribo en la carrera de Químico Farmacéutico Biólogo, aprovechando los fines de semana para estudiar la carrera técnica de esteta cosmetóloga y así ver todas las necesidades de una esteticista en una cabina; y cuando termino la carrera tengo ya un camino recorrido en prácticas profesionales en investigación y desarrollo en laboratorios de la ciudad de México, en congresos internacionales de materia prima en Miami y en Europa, y al final conjugo todos estos conocimientos para que en 1994 nazca BioCare® como marca registrada mía.


¿Por qué decidiste ser empresaria?
Porque creía en lo que estaba haciendo; y creía que era algo muy bueno desde el principio y quería dar lo mejor de mí; quería hacer una super crema que me iba a poner yo y que se la iba a dar a las demás mujeres que quieren mantenerse bien.

La primera empleada fui yo; sigo trabajando mucho para BioCare®, es mi pasión, es una gran pasión por el trabajo. El tiempo en el mercado se lo agradezco al equipo que hemos formado; todo nace por mí pero todo se mantiene por el equipo que hoy conformamos y tenemos 4 sucursales satisfactoriamente: en la Ciudad de México, en Metepec Estado de México, en Cancún y en Acapulco Guerrero.


¿Cuál es el problema más grande al que te has enfrentado como empresaria?

Me remonto a cuando empezaba a crear mis primeras cremas, y yo decía es que [mis productos] no tienen aceites minerales, no tienen derivados sintéticos, son ácidos grasos esenciales, son derivados biológicos, es coenzima Q10, es esto y el otro, son muy buenas, y mi Papá un día me dijo: “puedes tener la mejor crema del mundo pero si no la sabes comercializar se va a quedar ahí… en el closet”.

Entonces en ese momento no presté atención a lo que realmente me estaba diciendo mi Papá. Era tan importante el crearlo pero aún más importante darlo a conocer y ese ha sido mi punto débil.


¿Cómo lo resolviste?
La adversidad agudiza al talento. Me acerqué a las tiendas departamentales propias de Acapulco Guerrero y le hice la presentación al dueño de la tienda y yo creo que le causó mucha inquietud ver a una chiquilla --porque en realidad estoy hablando de hace más 14 años – con sus cremitas sobre su escritorio y explicándole para que servía a cada una de ellas.

Entonces el como buen empresario me decía que yo necesitaba tener [en piso] a una persona dedicada a explicar la función de mis productos y finalmente el fue mi primer cliente fuerte. De hecho BioCare® nació conmigo como persona física y después se convirtió en persona moral en 1998, cuatro años después está en el mercado y pues [aprendí] sobre la marcha porque no hay una guía que te diga “Tienes que hacer esto” o “el paso número dos es esto”, todo va saliendo nato y todo va saliendo con la fe que tienes sobre tu producto.


En tu opinión, ¿qué cualidades debe tener todo empresario para triunfar?
Yo creo que lo principal es tener mucho valor para enfrentar todas las diferentes circunstancias que se van presentando en el camino, mucha constancia porque este es el día a día, el hora tras hora; convicción, una fuerte convicción porque debes estar realmente convencido que lo que estas haciendo es por el bien de los demás y el tuyo mismo obviamente, y el compromiso, porque tienes que tener un fuerte compromiso con toda la gente que cree en ti, tanto clientes como colaboradores, y al final del día recargar tus pilas porque mañana va a ser un día diferente y no sabemos a lo que nos enfrentamos.

El talento, la creatividad es lo que yo creo que no debemos de frenar, que debemos de dejar que esa pasión nos vuelque y nos haga seguir y seguir. Ya después sobre la marcha vas a ir conociendo todo lo que es fiscal, todo lo que es redituable y que tanto puedes ir creciendo en todo tu negocio porque finalmente es un medio de vida, pero si lo haces sin pasión, sin empuje, es lo que te hace (siento yo) perder la fe y la convicción de lo que estas haciendo y tronar.

Cada problema te hace crecer, y yo creo que los jóvenes no deben perder la fe en si mismos y que la unión hace la fuerza. Debemos de apoyarnos entre los individuos para que justamente en equipo podamos sacar adelante todos esos proyectos y esos sueños.


Para mayor información, consultar ( www.biocare2000.com ). Agradecemos a BioCare® por todas las facilidades brindadas para la realización de esta entrevista.
Deseo recibir artículos e información importante en mi correo:   

Califica esta idea
  Excelente idea   1    Mala idea

©2013 IdeasparaPyMEs.com es un sitio sin fines de lucro.